Lista para la embarazada el día del parto

Publicado por LamamadeZoe 09/06/2016 0 Comentario(s)

Lista para la mamá del hospital

 

Si estas embarazada sentirás que poco a poco se va acercando el momento de recibir a ese pequeño ser y tenerlo por fin en tus brazos.

 

En estos momentos surgen mil dudas en nuestro interior acerca de cómo será ese momento…pues te lo digo yo…ÚNICO Y MARAVILLOSO.

 

Ya puede ser de mil maneras diferentes el embarazo, el proceso de dilatación, el expulsivo… o tener mil historias a tu alrededor de experiencias de otras mamás que ya lo hayan experimentado, que cuando tengas a tu bebé encima de tu vientre, todo esfuerzo habrá merecido la pena.

 

Pero no cabe duda que todas pensamos en ese momento más de una vez y damos mil vueltas para decidir qué llevarnos con nosotras ese día y así facilitarnos y hacernos más cómoda nuestra estancia hospitalaria, para eso nesesitariamos una lista de cosas para el parto.

 

Yo voy a hablar aquí de lo necesario para llevar con nosotras ese día al hospital, pero si el tuyo es un parto en casa, puedes preparar igualmente con unos días de antelación aquellas cosas más importantes para tener listas en el momento que te hagan falta.

 

A continuación detallo una lista para el día del parto con las cosas que a mi parecer más útil me resultaron:

embarazo-relog

  • Plan de parto. Esto es si tienes pensado confeccionar una lista con las preferencias que hayas elegido a la hora de cómo quieres que sea tu parto. En ella te encontrarás cuestiones que debes elegir (esto siempre y cuando no haya riesgo evaluable por los médicos y matronas que te asistan durante el proceso de parto), como la postura que quieres adoptar para parir, métodos para el alivio del dolor (entre otros si quieres o no epidural…)… Aquí os facilito un enlace de la federación de matronas donde podréis hacer esta lista en caso que estuvierais decididas a hacerlo.

 

  • Tarjeta sanitaria, libro de familia si ya lo hubiera y aquellos papeles que necesites (historial del embarazo y  otros documentos)

 

  • Sujetadores de lactancia. Imprescindibles desde el principio. El pecho comienza a aumentar de tamaño desde el principio del embarazo, con lo que te ahorrarás un dinero si al comprar tus sujetadores para esta nueva etapa, piensas ya en la versatilidad de los sujetadores de lactancia, comprando únicamente de este tipo. Teniendo sujetadores de lactancia puedes usarlos antes y después de dar a luz. Con echar un par de piezas en la bolsa será suficiente.

 

  • Discos absorbentes. Pueden ser desechables o lavables. Yo personalmente empecé usando los desechables porque me regalaron una cajita, pero se empapaban enseguida y tenía que llevar de repuesto en el bolso siempre conmigo (otra cosa más a parte de las tropecientas mil cosas que ya llevamos en el bolso). Un día una amiga me descubrió los discos ecológicos lavables y nunca más volví a usar los otros….La sensación es totalmente distinta, son más suaves al tacto y en estos momentos ¡las mamas no están para mucho roce que digamos!

 

  • Cojín de lactancia Para mí una de las mejores inversiones, ha sido y aún es, el compañero inseparable desde que supe estaba embarazada.

Yo lo use como cojín para elevar las piernas mientras estaba tumbada en la cama o en el sofá y para sujetar la pancita que poco a poco iba aumentando, aliviándome la postura que cada vez se hacía más molesta al dormir.

También fue una de las cosas que me llevé al hospital el día del parto. Me acompañó esos primeros días en la lactancia y me permitió el poder hacer colecho tranquila poniendo el de barrera, en un lado de la cama. Hoy en día, tengo que decir que aún me acompaña en cada toma de pecho que le doy a mi niña, aliviando todo el peso que poco a poco va ganando.

 

  • Braguitas desechables. Puedes comprar un sólo paquete de varias unidades (normalmente vienen 3), ya que si todo se da bien y no hay complicaciones, lo normal es que en un par de días te vayas a tu casa. También puedes llevarte aquellas braguitas que tengas en casa y que no tengas intención de volver a usar más.

 

  • Camisón de lactancia (si el hospital es público seguramente te darán uno allí), pero igual estás más cómoda con uno tuyo.

Si eliges esta opción que sea de algodón y adecuado para la lactancia, pues los pezones estarán muy sensibles las horas siguientes al parto, ya que estarás en pleno proceso de adaptación a la misma. Acuérdate también de unas zapatillas cómodas para andar por allí.

 

  • Bolsa de aseo con tus cremas, cepillo dientes y aceites personales.

 

  • Toallitas multiusos

 

  • Purelan ¡¡Bendita crema!!

La verdad es que hasta la lactancia está establecida, pasan unos días en los que las mamas y en concreto los pezones están súper sensibles debido al agarre y la succión constante de tu bebé. Esta crema se pone en la aureola del pezón después de cada toma y se deja absorber. Refresca y al contener lanolina pura maletas para el hospitaly no llevar aditivos ni conservantes artificiales, no es necesario retirarla antes de volver a dar el pecho, (cosa que no pasa con otras cremas que he probado)

 

  • Pezoneras de silicona. Muy interesante si los pezones están doloridos. Por si llegas a pensar abandonar la lactancia.

En cuanto a las compresas y los empapadores, normalmente también los dan allí.

 

  • Arrullo para envolverlo a la salida del hospital.

 

  • Cámara de fotos. Para recoger todos los momentos que queráis y tenerlos de recuerdo.

Web de

 
 

 

 

 

Dejar una respuesta