Este verano después de darle una vuelta a la habitación de las peques, y cambiar los muebles antiguos para que tuvieran todo mejor organizado (¡mira que cambio!)

Pusimos estas cajoneras, que son perfectas para su altura, así ellas mismas empiezan a acostumbrarse y pueden encargarse de recoger y tenerlo todo a mano.

Me di cuenta que estaba todo demasiado blanco y me dije

“ ¿porque no le doy un toque de color a nuestra cocinita?”

Ya había visto en IG y en Pinterest muchas imágenes de cocinitas transformadas y decidí que era el turno de ponerme manos a la obra con la nuestra.

Resulto ser mucho más fácil y entretenido de lo que creía, y así pasamos una tarde diferente

Lo que yo utilice:

1. Chalk Paint ecológico Hip Hop Rojo de Titan Arts

2. Rodillos y cinta de carrocero para no pintar el cristal

3. Cera protectora Chalk  aint

4. Spray de color oro de Bauhaus 

5. Rejilla de cannage que compre por metros online

Desmonté las puertas y manos a la obra…

  

Una vez acabado seguí con el grifo y los tiradores y para ello use el spray dorado

Coloqué la rejilla de cannage en la puerta por dentro, ¡¡y tachán!! Este fue el resultado

Como nuestra cocinita no tenía parte de arriba ni microondas, utilice una de las estanterías básicas de Ikea a modo de colgador de paletas.

Con un resto de cannage forré también un botecito para paletas mas gordas (arriba en la estantería)

Y con este post sencillito y muy resultón, me despido hasta la próxima.

¡Espero te haya gustado!

¡¡Que tengas un estupendo día!!

Comentarios

Product added to wishlist
Product added to compare.