La torre de aprendizaje Montessori – ¿Para que sirve?

Publicado por LamamadeZoe 13/06/2018 0 Comentario(s)

La torre de aprendizaje Montessori – ¿Para que sirve?

 

Una de las experiencias más increíbles, es meterte en la cocina con tus hijos y que nos ayuden a cocinar.

Para ellos es un descubrimiento de un mundo de colores y texturas, y poco a poco, según vayan cumpliendo años y cansándose de inspeccionar el mundo a su alcance, irán demostrando interés por subirse y trepar para conocer el mundo que se les oculta en las zonas más altas.

 

Para hacerlo deben poder llegar a estas superficies con facilidad y sin riesgo de que puedan caerse, mientras ayudan o se lavan los dientes.

 

Por eso, hoy queremos hablaros de las torres de aprendizaje o learning tower, un recurso educativo, que permite que al niño subirse y de este modo realizar actividades, que, por su altura, serían difíciles de realizar por sí mismos.

 

 

 

 

Estas torres permiten al niño llegar con seguridad a superficies como la de la cocina y el fregadero, para ayudar, realizando las tareas de cocina contigo.

 

Hemos de decir que a nosotros nos encanta por la multitud de usos que pueden llegar a tener.

Puedes usarla como un altillo para ayudar en la cocina, o bien para el baño, como ayuda en el momento de lavarse las manos y los dientes, evitando posibles caídas inesperadas.

 

A tu hijo le encantará, ya que ahora este momento será no sólo más seguro, sino motivador, porque tendrá su propia escalera para hacerlo.

También es una buena idea para llegar a la mesa del salón y jugar una partida familiar.

 

 

Después de buscar entre muchos tipos de torres de aprendizaje, nos decantamos por esta torre de aprendizaje, ya que además de tener un diseño precioso, es super completa.

Además de su espectacular diseño, este modelo de torre tiene la particularidad que se transforma en un pupitre con banquito, para que dé rienda suelta a sus manualidades y también pueda comer en ella, lo que amplía la funcionalidad y la productividad de la Torre.

Los cierres laterales de seguridad aseguran tanto la posición de la torre como la de la mesa/silla.

 

Muchas veces, no podemos permitirnos tener una torre en la cocina, debido al espacio disponible, y al convertirse en una mesa, lo podrás colocar en cualquier otra habitación, y que tu hijo lo use a diario, como pupitre. Si este es tu caso, ¡este modelo te encantará!

 

 

Como veis es un elemento que favorece la autonomía, tan importante para la pedagogía Montessori. Y además no ocupa demasiado y queda preciosa en diferentes estancias de la casa, según la utilidad que queramos darle.

 

Inspirada en la pedagogía Montessori, la torre de aprendizaje es un recurso estupendo para favorecer la autonomía de los pequeños.

 

 

De muy buena calidad, estas torres son recomendables a partir de 18 meses de edad, pero esto varía en cada niño, lo más recomendable es que el niño pueda andar sólo, ¡este sería un buen momento para presentársela!

 

¡Nosotros estamos deseando que llegue la nuestra, para empezar a descubrir todas sus posibilidades!

 

 

¡Importante!

El uso de este mobiliario por parte del niño o niña debe realizarse SIEMPRE bajo el cuidado de un adulto que observa y que sirve de guía.

 


 

Sobre los artesanos de las torres-pupitres

 

 

 

El trabajo de estas torres de aprendizaje lo realiza una pareja de artesanos en Letonia, los cuales diseñan y prueban directamente con sus propios hijos, todos los materiales que fabrican, a partir de su propia experiencia.

La mayor parte de su trabajo es manual y todo está hecho a mano.

Empezaron creando mobiliario para que sus hijos pudieran

Seguridad: han sido probadas de acuerdo con las normas de la UE para la seguridad de los niños (propiedades mecánicas, inflamabilidad...)

 

 

¿Que os parecen? ¿Conocíais ya los usos de estas torres?

 

 

 

Dejar una respuesta